La supuesta “protección” del bosque Panul realizada hace dos años por el alcalde Rodolfo Carter, con el acuerdo del intendente Claudio Orrego, demostró que el Panul está totalmente desprotegido.

Alrededor de 300 árboles nativos fueron plantados y adoptados por la comunidad en la entrada del Bosque Panul, mucho más de lo esperado por la Red Precordillera, organización que convocó a la actividad. Mientras Santiago lleva más de una semana en preemergencia ambiental debido a la mala calidad del aire. Los vecinos dicen que para tener aire limpio, hay que tener las manos con tierra.

Como señalamos hace cuatro meses en una investigación ciudadana, la modificación al Plan Regulador que realizó el alcalde Rodolfo Carter y el concejo municipal no protegió realmente el Bosque Panul, sino que mantuvo la posibilidad de construcción sobre él.

Varios meses lleva trabajando el gobierno de la Nueva Mayoría un nuevo cambio al Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS) que afectará toda la precordillera de la ciudad, un inmenso territorio que se extiende desde el canal San Carlos hasta los 1.600 metros de altura, proceso que está a cargo del Intendente Claudio Orrego y que ha sido hermético y sin participación ciudadana.

E-Mail

Nombre:

Apellido: